lunes, 22 de julio del 2024 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




Sabemos realmente lo que pasa a nuestro alrededor

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en General    ~    Comentarios Comments (2)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Lo cierto es que, realmente, nadie sabe hacia donde vamos en ese “universo” misterioso de la I.A.

 

  1. 1
    emilio silvera
    el 1 de julio del 2024 a las 11:57

    En el tema de la Inteligencia Ar5tificial, por lo general, la gente corriente sabe poca cosa, y, simplemente llama su atención aquellas noticias que destacan por ser sobre hechos asombrosos con ella relacionados, y, aunque no se entiendan muy bien, llama la atención lo suficiente como para prestarles un momento de atención y olvidarlos para seguir adelante con nuestras vidas cotidianas.

    ¡Gran error!

    No prestar atención a lo que se nos viene encima es, cuando menos, irresponsable. Y, el futuro del Mundo y de todos nosotros estará en manos de esa “cosa” que llamamos Inteligencia Artificial que dominará en todos los ámbitos de nuestras vidas, sea en el del conocimiento, como en el laboral, el doméstico, y cualesquiera otros en los que podamos pensar.

    Sin embargo, le prestamos poca atención a pesar de las nefastas consecuencias que esa “Inteligencia Artificial” tendrá en nuestras vidas.

    Por pararnos un momento en alguna de esas consecuencias futuras, me paro a pensar en los viajes espaciales, la necesidad que tenemos de acceder a otros mundos por un sin fin de razones:

    Carecemos de la Tecnología necesaria para poder realizar esos viajes, las distancias tan enormes que nos separan de las estrellas son insuperables para pensar en viajes de Humanos hacia esos otros mundos.

    Nosotros, los humanos, somos una especie muy frágil, y, no estamos físicamente hechos para vivir en el medio espacial donde la radiación nos mataría, la Ingravidez dañaría nuestra estructura, y, un sin fin de problemas nos llevaría al caos y el fracaso.

    Sin embargo, si pensamos en una última generación de seres artificiales, de Robots del Futuro, dotados de una gran inteligencia, sin estar afectados por enfermedades, no necesitando comer, ni dormir, ni descansar… Y, si estos seres llegan a tener consciencia de Ser… ¿Para que nos querrían a los Humanos?

    Hemos visto películas, y, también leído obras de ficción en las que un mundo regido por Robots son los profesores en las escuelas, los médicos y cirujanos en los hospitales, los viajeros al Espacio que colonizan mundos y montan las estructuras para el posterior viaje de humanos…

    En fin amigos, que la Inteligencia Artificial podría ser lo que nos lleve a la destrucción de la especie Humana, y, sin que apenas nos demos cuenta de ello, estamos poniendo todos los medios para que suceda.

    Responder
  2. 2
    emilio silvera
    el 1 de julio del 2024 a las 12:09

    En cualquier sitio qu miremos podríamos leer:

    “En términos de sus aplicaciones, la Inteligencia Artificial tiene el potencial de mejorar la eficiencia y productividad en una amplia gama de industrias, desde la fabricación hasta la atención médica. Un desafío importante que plantea la IA es su impacto en el empleo y la economía.

    Cuando años atrás se pusieron a funcionar los primeros ordenadores y máquinas tecnológicas, las pantallas de cine se llenaron de robots que podían interactuar con las personas y acompañaban a los humanos en toda clase de peripecias.

    De hecho, hoy en día en la mayoría de los hogares hay al menos un sistema inteligente o una máquina (entendámosla como ordenador, reloj digital, tablet, enchufes inteligentes…) que utilizamos a diario. Es más, los niños ya no nacen con un pan bajo el brazo, sino con un smartphone prácticamente.

    La IA es una de las tecnologías más prometedoras de la era digital y su impacto en la sociedad es incalculable. Desde su inicio, ha revolucionado la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos con el mundo que nos rodea. Sin embargo, también es una tecnología que plantea numerosos desafíos éticos, legales y sociales.

    Revoluciones del pasado, presente y futuro
    En términos de sus aplicaciones, la Inteligencia Artificial tiene el potencial de mejorar la eficiencia y productividad en una amplia gama de industrias, desde la fabricación hasta la atención médica.

    Un desafío importante que plantea la IA es su impacto en el empleo y la economía. A medida que la tecnología avanza y los sistemas de IA se vuelven más sofisticados, es probable que sustituya a muchas tareas realizadas ahora mismo por personas. Pero, ¿acaso no paso esto mismo con la revolución industrial?

    No se trata de creer que la IA va a quitarnos los puestos de trabajo, sino que nos ayudará en hacer nuestras actividades laborales de manera más eficaz.

    Adiós a las tareas repetitivas que puedan automatizarse. ¿Esto puede provocar la eliminación de un puesto de trabajo? Más bien diríamos que va a permitir que centremos nuestros esfuerzos en actividades que realmente requieran de nuestro conocimiento y saber hacer.

    O sea, que la IA nos libera tiempo para enfocarnos en lo que realmente importa.

    Del pan al smartphone, y de ahí a la IA bajo del brazo.

    Otro aspecto importante es la educación y la formación en IA. Es crucial que la sociedad esté bien informada sobre los avances y las implicaciones de esta tecnología. Y también que los ciudadanos tengan las habilidades necesarias para participar en la conversación y la toma de decisiones sobre el uso de la IA. Aquí entra en juego la formación en Inteligencia Artificial.

    La IA tiene un gran potencial para mejorar nuestra vida y puede llevarnos a un futuro más brillante, pero es importante que lo hagamos de manera consciente y responsable.”

    Claro que, de lo que no nos advierten todos estos comentarios es del hecho cierto que se nos plantea cuando habiendo creado una especie artificial más poderosa que la nuestra propia, dejemos en sus manos nuestros destinos para una mayor comodidad que finalmente nos podría costar muy cara.

    ¿No os produce algo de repeluco, el llegar a estar a merced de “seres Artificiales con cerebros espintrónicos?

    Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting