sábado, 21 de julio del 2018 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




El Tiempo: creador de Historias.

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en El Tiempo inexorable    ~    Comentarios Comments (5)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

 

En unas simples tablillas pero, las  fases del Tiempo, quedan bien representadas: el pasado que señala hacia atrás, lo que se fue y nunca volverá, el futuro que señala hacia adelante, lo que podemos presentir, intuir, o imaginar pero, que nunca conoceremos, es como el horizonte, cuanto más andamos hacia él, más lejos nos parece, y, el presente que está enmarcado entre esos dos puntos y hacia ambos debe señalar. Cuando se piensa detenidamente en esto del Tiempo, unas veces hacemos una composición de esa “realidad” temporal que, al momento, la queremos cambiar por otra… Claro que, cambiar el Tiempo nunca podremos. Lo que pasó o lo que tenga que pasar… ¡Pasará!

Resultado de imagen de El pasado deja paso al presente que se dirige al futuro

Sí, vivímos en un continúo presente que se compone del pasado que vamos dejando atrás y del futuro en el que vamos entrando, ambos, pasado y futuro, están conectados con este presente nuestro y,  que al primero lo podemos recordar, al segundo sólo lo podemos instuir, ya que, cuando entra en nuestro presente, deja de ser futuro.

Creo que nunca (a pesar del ingenio y la imaginación derrochada por los escritores de ciencia ficción) podremos  al pasado que se fue y ya no existe, ni al futuro que aún no está, que tampoco existe y, viajar a un lugar inexistente…se hace raro.

File:La Verdad, el Tiempo y la Historia.jpg

                                 La verdad, el Tiempo y la 

“Todo parece confluir en la representación de la Historia y de la Verdad histórica. El Tiempo, alado y con un reloj de arena que simboliza el paso de los instantes y la llegada de la muerte, trae del brazo a la Verdad, que se representaba desnuda para simbolizar la ausencia de disfraz o enmascaramiento. La Verdad reina sobre todo, es la figura central, y porta un cetro y un , que encierra la verdad histórica.”

 

Siempre hemos querido representar de mil maneras simbólicas lo que tendría que ser y, en realidad, siempre hacemos lo contrario de ello. Sabemos como son las cosas y, tratamos de ocultarlas a los demás, incluso, por conveniencias políticas, hemos tratado de cambiar la Historia. Con el Tiempo siempre nos gustó jugar y, la mayoría de las veces, los que han podido, lo manejaron a su antojo y en su beneficio.

Creo que las verdades sólo la dicen los Físicos y los poetas, esas personas privilegiadas que viven fuera del mundo sin salir de él:

               ¿Primeras evidencias de que una “materia espejo” podría llenar todo el Universo?

Como decía antes de los físicos y los poetas, por una razón los unos y por otras razones los otros, ambos están fuera de este mundo y se encierran en sus “mundos privados” para transmitirles al mundo “real” lo que ven, lo que sienten. Por una parte se nos habla de la Naturaleza, de cómo creen ellos que funciona el Universo y tratan de decirnos por qué lo hace de esta o aquella manera y, se esfuerzan por comprender, dedicando horas, días y años a desvelar los secretos que están con nosotros y no sabemos percibir, ellos, los físicos, hacen ese inmenso trabajo para que el mundo siga adelante con los pies bien asentados en el suelo y, nuestras mentes estén, lo más  posible a la realidad del mundo.

Resultado de imagen de Los poetas ven el mundo de otra manera

        Gustavco Adolfo Becquer

Los otros, los poetas, ven otro mundo. Ellos son más etéreos e inmateriales, están inmersos en un “universo” de percepciones imperceptibles para los demás y, cuando consiguen “ver” con claridad en esas bellas ideas que les muestran “sus realidades”, entonces y sólo entonces, la cuentan para que los demás sepan de ellas y puedan “oir” sus pensamientos. Alguien dijo que los poetas hablan en voz consigo mismo y, el mundo, les oye por casualidad.

Lo cierto es que, todos, en un momento dado de nuestras vidas, hemos dejado este mundo nuestro para “viajar a otros mundos” en el que, nuestra imaginación, nos podía proporcionar cosas que en este mundo no había. ¿Qué cosas? me preguntarán algunos y, la lista sería tan grande que no tendríamos espacio para exponerlas todas. Haced un  mental y poner algunas en esa lista.

                                              Desde lo muy pequeño hasta lo muy grande, ¡un largo camino!

En otro de los trabajos expuestos hoy, podéis leer: “Todo estado presente de una sustancia  es naturalmente una consecuencia de su estado anterior, de modo que su presente está cargado de su futuro” Estas palabras de Leibniz nos dice que el mundo se rige por la causalidad. Nada es si antes no fue y, lo quen es hoy es la consecuencia del pasdado y lo será de su futuro pero, ¿dónde dejamos el Azar?

“Quien ha visto las cosas presentes ha visto todo, todo lo ocurrido desde la eternidad y todo lo que ocurrirá en el Tiempo sin sin; pués todas las cosas son de la misma clase y la misma forma”. De alguna manera, Marco Aurelio nos quería transmitir el mensaje de que todo es un ciclo continúo, que nada es nuevo y lo que hoy es, también lo fue ayer y lo será . ¿Se estaría refiriéndo a la condición humana, o, por el contrario, hablaba del Universo?

http://www.komandokroketa.org/Oberland/295-Grosses-Wannenhorn.jpg

   Claro que, la Belleza, la podemos ver por todas partes: En el Amanecer en la montaña… por ejemplo

Hay personas más sensibles que ven más allá que los demás. Algunos, sienten como las piedras les hablan y el rumor del viento les trae emnsajes. Saben entender el lenguaje del río rumoroso, escuchan lo que la Naturaleza nos quiere decir y, cuando miran al cielo estrellado, captán cosas que el resto de los mortales no pueden. Ellos forman parte de un grupo  como el de aquel sabio que decía:

Resultado de imagen de Las aguas claras y cantarinas del río y las piedras pulidas de su lecho

                     “Todas las cosas son”

Con éstas sencillas palabras, elevó a todas las “cosas” a la categoría de ser. Una sencilla piedra brillante en el lecho del río, el árbol que mueve sus hojas al son del viento, la montaña con sus especiales ruidos que llevan el encanto de la Naturaleza, los misteriosos, húmedos y frondosos bosques, también el desierto árido y las inmensas llanuras, los interminables océanos y los mares…Todos son “seres” vivos que, a su manera, participan de este carrusel cósmico del Universo y, en cada momento, “esas cosas” desempeñan su papel en el mundo y, si están ahí, por  será. No es habitual que nos parémos a pensar en estas cuetiones que, en realidad, son tan importantes como todas las demás. La Materia amigos míos, esté en la froma que esté, tiene memoria.

Bueno, en realidad creo que, la materia, es “vida dormida”.

emilio silvera

 

  1. 1
    Emilio Silvera
    el 10 de julio del 2018 a las 6:39

    ¡El Tiempo! Algo intangible y no material, no lo podemos tocar, ni lo vemos pero, sim embargo, él se deja sentir y, a nuestro alrededor podemos ver los estragos que su inexorable paso va causando. Es tan importante para nosotros que, sin Tiempo, no podríamos alcanzar ningún logro, lo necesitamos para todo.

    Nadie quiere que su Tiempo finalice, todos queremos más Tiempo, unos para poder alcanzar sus metas, otros para tener el margen de desarrollar ideas, muchos por necesitarlo para poder construir Teorías y Modelos que les digan como es, en realidad, el Universo, y, muchos otros lo necesitan para seguir buscando la manera de poder viajar a la estrellas.

    Lo cierto es que, sin Tiempo, nada podríamos realizar, alcanzar los sueños requiere del Tiempo suficiente y necesario para desarrollar los planes y las tareas que todo proyecto conlleva. Algún día tendremos que dejar la Tierra, y, para ello, se necesitan conocimientos que hoy no tenemos pero, con Tiempo por delante… ¡Lo podremos lograr!

    Siempre decimos que el Tiempo es un bien escaso. Que se lo pregunten al opositor que le dan 3 horas para resolver complejos problemas y ve, angustiado, como el Tiempo se le escurre de entre los dedos y su reto de dilucidar el problema, parece que no avanza.

    ¿Qué podríamos hacer sin que existiera el Tiempo? Bueno, es una pregunta boba, sin no existiera el Tiempo tampoco nosotros estaríamos aquí, ya que, se necesitaron muchos miles de millones de años para que, el material del que estamos hecho se formara en el estrellas, y, sin ese Tiempo… Ninguna célula viva replicante habría comenzado la aventura de la Vida.

    El Tiempo, todos lo queremos tener y, cada cual, lo emplea según sus ideas y ambiciones.

    Responder
  2. 2
    Pedro
    el 10 de julio del 2018 a las 14:46

    Acerca de la frase que en su día escribió un comentarista y no recuerdo su nombre: “El tiempo transcurre menos para el mismo.”

        Siendo la coletilla fantástica.

    Se me ocurre: si no transcurre para el mismo significa que alguna ley fundamental se viola, no se cumple. Todas las leyes de la naturaleza son universales. Osea totalizadoras, sin exclusividades.
    Segundo : Si resulta que no transcurre para el mismo, ¿Por qué necesariamente ha de transcurrir para el resto? ¿Que tiene que lo diferencia del resto de fenómenos físicos? ¿Que le hace ser tan exclusivo? Tal vez su carácter quimerico sin mas.”

    Por mucho tiempo disponible, sin afán, sin ímpetu, sin impulso ¿Podríamos llegar algún sitio?, ¿Se produciría algun hecho físico?.

       ”  No es la dilatacion del tiempo quien salvaguarda toda curiosidad  sino   ímpetuosidad hasta la extremosidad.”P.F.
    “Florece una flor en el tilo, persiste en su suerte.”  Poeta italiano.
       

    Saluditos

    Responder
  3. 3
    Pedro
    el 10 de julio del 2018 a las 14:47

    Quasimodo, poeta italiano

    Responder
  4. 4
    Pedro
    el 10 de julio del 2018 a las 16:51

    Y para rizar el rizo lo acabo de recordar :”El tiempo desde que nacemos es una herida invisible de traición, que vierte de gota en gota en el pecho”.
    Osea hay definiciones para todos los gustos. 
    “Este tiempo tan precioso que no hace sino estragos hasta la obcecidad hay forma de salvaguardar de ello sino a través del olvido”. Etc.

     

     

    Responder
  5. 5
    kike
    el 10 de julio del 2018 a las 23:58

    Pedro, esos poetas de seguro que han necesitado del tiempo para poder explicar las vicisitudes que han llegado a germinar en sus preclaras mentes; de hecho, sin el tiempo no hubieran llegado a nada….Y cuando digo a nada, quiero decir a la nada absoluta.

     A ver si alguna vez te convenzo; sin tiempo no puede existir nada; si el universo siguiera como hasta ahora, expandiéndose cada vez más aceleradamente, acabaría en “muerte cósmica”, llegaría a acercarse al cero absoluto, en cuyo momento, ni los átomos podrían moverse.

     Ese momento, que significaría el fin de todo lo conocido (al menos), sería lo más parecido al fin de los tiempos(como pregonan ciertas películas), y entonces ni el tiempo existiría, pues no habría ninguna medida de convalidación.

     Pedro, creo que tienes buena voluntad y aprendes rápido (más que yo por ejemplo), pero pienso que debes razonar un poco más tus argumentos,  Nadie está en poder del conocimiento absoluto, y menos unos simples aficionados como nosotros, pero todo debiera llevar un pequeño hilo conductor de lógica, sin menoscabo de sacar otros hilos, pero siempre partiendo del hilo madre (no se si me explico)

     Saludos

    Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting