miércoles, 23 de mayo del 2018 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR



RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Imagen relacionadaImagen relacionada

 

Lo cierto es que nadie sabe, a ciencia cierta, lo que el Tiempo es. Lo quisieron explicar los mejores filósofos, también lo intentó santo Tomás de Aquino y otros sabios del pasado, sin embargo, ninguno de ellos pudo quedar satisfecho de sus propias palabras, ya que, no quedaba claro si, el tiempo era el que pasaba, o, por el contrario, éramos nosotros los que caminábamos hacia ese punto lejano al que llamamos futuro y al que nos dirigimos desde el mismo momento de nuestro nacimiento, sin poderlo alcanzar nunca.

Resultado de imagen de Qué es el Tiempo?Resultado de imagen de Qué es el Tiempo?

Se nos escurre entre los dedos, no lo podemos agarrar y retenerlo, su inexorable camino sigue y, mientras eso pasa, todo cambia, nada permanece. Nosotros, los humanos nos hemos inventado la manera de “controlar” el Tiempo en unidades que nos sirven para nuestros cotidianos quehaceres: segundos, minutos, horas, días, años, siglos, milenios y millones de años nos dejan conformar parcelas de los hechos que, durante nuestras vidas se van sucediendo.

Imagen relacionada

Sentado en una silla con nuestro mejor amigo, podemos rememorar el Pasado e imaginar sobre el futuro, tratando de intuir lo que nos espera, lo que podrá venir de ese Tiempo por venir… Sin embargo, nada seguro de lo que podamos imaginar será de esa manera, lo impredecible nunca está presente en esas conjeturas.

Resultado de imagen de Estamos condenados a vivir en un perpetuo presente

Como antes digo, para nuestra administración del Tiempo lo hemos colocado de varias maneras: El pasado para el Tiempo que se fue, el Presente, es el Tiempo en el que estamos, y, el Futuro, es el Tiempo que vendrá. De todo esto, lo único cierto es que, del pasado podemos recordar, y, sabemos que, el presente, es el que tenemos que cuidar, en él pasaremos el resto de nuestras vidas, ya que, el Futuro, nunca será de nosotros, el futuro será de los que vengan detrás (claro, nuestro futuro) que, para ellos, también será el Presente. ¡Nadie nunca podrá vivir en el Futuro!

mejor-lugarImagen relacionada

Aquí, durante el año que termina, hemos hablado profusamente del Universo y de los objetos que lo pueblan. No hemos dejado nada sin comentar: Agujeros negros y Cuásares, estrellas de Neutrones y Púlsares, grandes Nebulosas moleculares y planetarias, estrellas gigantes y supermasivas, la variedad de mundos que pululan por la Galaxias y por el resto del Universo. También, hablamos sobre la inmensa posibilidad de que, en otros mundos exista la vida y de que ésta, como la nuestra, se base en el Carbono.

Imagen relacionada

La posibilidad, aunque real… ¡Es muy remota!

Uno de los temas que hemos tocado con profusión ha sido el de la presencia de la Vida en la Tierra, y, hemos tratado de indagar en las distintas posibilidades que lo hizo posible. En primer lugar está el hecho de que nuestro planeta esté situado en la zona habitable de su estrella, el Sol, nos calienta y nos suministra la luz que necesitamos.

También tocamos la posibilidad de que, la Vida, viniera del Espacio exterior y hablamos de la Panspermia pero, nunca descartamos la idea de que, la vida, se formó en nuestro propio planeta a partir de los ingredientes químicos aquí presentes que, en presencia de agua líquida, una buena dosis de radiación solar, y otros requisitos aquí presentes, la hizo germinar.

Cuando miramos atrás contemplamos mundos de fascinante y exótica belleza que nos hablan de lo que fue. Pero también, hace ya muchos siglos que existieron grandes civilizaciones que nos indicaron el camino a seguir a los que vinimos detrás. Sin ellos, nuestro trabajo hubiera sido mucho más duro. Nos encontramos con “saberes” en arquitectura, matemáticas, astronomía, Alquimia (precursora de la Química), y, todo ello, nos lo hizo más fácil.

What's Your Dominant Brain Function?

La naturaleza de la Mente es uno de los secretos más profundos de la Humanidad y del Universo mismo; es un enigma de proporciones gigantescas, se remonta a milenios atrás, y que se extiende desde el centro del cerebro hasta los confines del Universo. Es el secreto que provocó vértigo y produjo depresión en las Mentes más lúcidas que en el mundo han sido. Sin embargo, este amplio vacío de ignorancia, ha podido atravesar por algunos claros de luz que puede, de alguna manera, enseñarnos algunas pistas de cómo se produce allí (en el cerebro), la energía necesaria para que pueda abarcar tanto espacio desde su recinto cerrado.

Neuronas

Está claro que no sabemos lo que la Mente es. Sin embargo, algunas cosas sobre el cerebro sí hemos podido ir desvelando. Está formado por una red, una increíble maraña de “cables” eléctricos que serpentean a través de una gran cantidad de “sustancias” neuroquímicas. Se calcula que existen unos cien mil millones de neuronas en el cerebro humano, tantas como estrellas hay en la Galaxia, y, cada una de ellas, recibe impulsos con datos eléctricos de alrededor de mil neuronas, además de estar en contacto y en comunicación con unas cien mil neuronas.

También de manera amplia, hemos hablado aquí de los comienzos (hipotéticos) de nuestro Universo, de cómo se pudo formar, como fue evolucionando, las distintas eras por las que pasó para que, al fin, se hiciera la luz, aparecieran las familias de partículas para formar los átomos, las cuatro fuerzas fundamentales que todo lo rigen, y, de cómo se pudieron formar las primeras estrellas y galaxias y también, los mundos. Sin olvidar, la presencia de la vida.

El punto muerto de la Inteligencia Artificial

UNo de los apartados que no hemos querido dejar por detrás ha sido, el de la Inteligencia Artificial y, qué consecuencias nos podría traer a los Humanos. Sabemos que, cuando al fin, consigamos hacer de “ellos” Seres artificiales Inteligentes, habremos creado otra raza, más poderosa que nosotros. No necesitan comer ni dormir, no tienen enfermedades, su fuerza es muy superior a la nuestra y, todo aquello que a nosotros nos está vedado, ellos lo podrán hacer sin problemas… ¡Estamos seguros de querer traerlos!

Nos hemos planteado preguntas como: ¿Habrá otros universos? Y, desde luego, nada indica que no pueda ser así. Lo mismo que existen los cúmulos de galaxias y estrellas sin fin… ¿Por qué no otros universos?

Desde aquí, desde éste humilde Blog, hemos mirado, con los ojos de nuestras Mentes hacia otros lejanos confines, visitado mundos de inimaginable belleza, descubierto civilizaciones que podrían ser, hemos  estado en el corazón de las estrellas, en el centro de las singularidades, más allá del Horizonte de Sucesos de los agujeros negros, hemos presenciado explosiones de Supernovas y hemos podido ver como, en las grandes Nebulosas se formaban nuevos sistemas planetarios.

En este año que comienza, seguiremos soñando con ese contacto que, nunca sabremos si será para bien o para mal, y, sin embargo, todos lo tenemos en nuestras Mentes. Aunque las primeras sugerencias de la conexión entre vida inteligente y las propiedades del Universo en su momento actual aparecen en las relaciones adimensionales de Eddintong: La razón de intensidad entre fuerza electromagnética y fuerza gravitatoria entre dos electrones, entre la edad del universo y el Tiempo en que la luz cruza el diámetro clásico de un electrón, entre el radio del universo observable y el tamaño de una partícula subatómica, nos da la cifra de 10 elevado a la potencia 40. Así, la presencia del hombre (sugieren estos grandes números), sólo puede ser posible en un lugar y momento determinado, cuando tales circunstancias se dan, aunque no sepamos la verdadera razón de estas relaciones.

Seguiremos hablando de la velocidad de la luz en el vacío, ese límite que impone el Universo para nuestros desplazamientos y para transmitir información, y, con esta limitación… ¿Cómo poder ir a otros mundos situados a miles y millones de años luz de nuestro pequeño mundo). Arriba vemos como la luz avanza desde la luna a la Tierra, separadas por 400.000 km., sin embargo, aunque consiguiéramos dar esa velocidad a nuestras naves (que no podremos), ¿Cuánto tardaráimos en llegar a las estrellas lejanas.

Seguiremos hablando de todo esto.

Nuestro Administrador: Shalafi, y, también yo, os deseamos un próspero año 2.018.

 

  1. 1
    Emilio Silvera
    el 31 de diciembre del 2017 a las 10:35

    Es cierto que, tropezando una y mil veces, teniendo que rectificar en muchas ocasiones, al final, hemos conseguido obtener, unas conocimientos, sino suficientes, sí bastante amplios como para poder decir que, a partir de de este momento, podemos comenzar un nuevo camino que nos lleve a poder lograr otros horizontes, nuevas maneras de entender las cosas, de desvelar los secretos de la Naturaleza y, de entender el “mundo” que nos rodea, el Universo al que pertenecemos.

    Esperamos que nuevas Teorías nos lleven más lejos y que dejemos atrás la cuántica y la relatividad que, durante más de cien años, han estado nutriéndonos y sirviendo de valiosas herramientas que, deben ser renovadas por otras que tengan más prestaciones y que nos permitan construir un futuro más en consonancia con lo que se avecina.

    Avanzaremos en todas las disciplinas del saber humano pero, la física y la astronomía serán vitales para que, nuestra especie avance hacia ese tiempo que está por venir y que será crucial para las generaciones venideras.

    Esperemos que tengamos la capacidad de saber utilizar la razón, de no dejarnos llevar por sueños peligrosos que, de hacerlos realidad, nos podría llevar a nuestra propia extinción.

    ¡Veremos que pasa!

    Responder
  2. 2
    marc victor
    el 31 de diciembre del 2017 a las 10:37

    Hola Emilio,
    Te deseo asi que a tu familia un feliz año 2.018. 
    Un saludo desde Burgos.

    Responder
    • 2.1
      Emilio Silvera
      el 31 de diciembre del 2017 a las 10:41

      ¡Hola, amigo Marc !

      De la misma manera es nuestro deseo para tí. Que todo salga a medida de tus deseos y, sobre todo, que la salud no te abandone nunca, podemos tener más o tener menos pero, estando sanos y saludables… ¡Todo vendrá!

      Un fuerte abrazo.

      Responder
  3. 3
    nelson
    el 31 de diciembre del 2017 a las 15:10

    Gracias muchachos.
    Igualmente para uds. y sus familias y para tod@s l@s visitantes de este excelente Blog.
    Abrazo.

    Responder
    • 3.1
      Emilio Silvera
      el 1 de enero del 2018 a las 5:35

      Un fuerte abrazo, buen amigo.

      Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting