viernes, 17 de enero del 2020 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




Siempre aprendiendo

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Ciencia futura    ~    Comentarios Comments (20)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

http://mivozcolombia.files.wordpress.com/2011/09/indiferencia-1.jpg

 

¡NO! Así no podemos avanzar, que nos dejen libres para pensar. La creatividad del pensamiento tiene que estar sólo supeditada al libre albedrío de cada cual. Así ha estado avanzando el mundo desde que…tenemos noticias de todas aquellas civilizaciones que fueron y que, expresaron sus ideas para que nosotros, muchos años más tarde, las pudiéramos desarrollar. Sin aquellos conocimientos no serían posibles éstos.

Qué verdad es, nunca te acostarás sin aprender algo nuevo. Aquí, en este mismo lugar, ocurre eso con frecuencia y, de vuestros comentarios he obtenido a veces conclusiones en las que, por mí mismo, no habría pensado. Como se suele decir, cuatro ojos ven más que dos.

http://trinityeyes.files.wordpress.com/2008/07/000af072-4891-1f0a-97ae80a84189eedf_p64.jpg

Por ejemplo, en el trabajo que denominé  ¿Qué haríamos sin la Física?, aparte de otras muchas intervenciones, me llamó la atención la de Fandila (14.2.1) en la que se refiere a la fotónica y la cuántica y llega a preguntarse si no debería llamarse “cuantónica”. Kike (14.2.1.1) que entabla el diálogo con él, lleva la conversación al campo del avance de la Ciencia a la que compara con la evolución de las especies. Ambos llevan su parte de razón.

Muchos de los problemas que surgen en campos de la Física moderna han sido abordados mediante su modelado e implementación en ordenadores, donde hay aplicaciones que requieren una enorme capacidad de cálculo. Prácticamente en todas las disciplinas de la Física se requiere obtener soluciones a problemas que consisten en la optimización de funciones en un determinado espacio de búsqueda. En otras palabras, muchas aplicaciones en Física consisten en solucionar problemas de optimización, que en numerosas ocasiones no se pueden abordar con herramientas matemáticas clásicas, debido a la complejidad del espacio de búsqueda, o de la función objetivo, o ambas cosas a la vez.

Algoritmos genéticos

Aplicación para la optimización de funciones no tan sencillas.

Programa de ejemplo

Nos dice el Autor del programa: “En este programa incluí algunas mejoras para “optimización de funciones sencillas”,  la función que viene implementada está dada por:  f(x,y)=x^2+2*y^2-0.3*cos(3*PI*x)-0.4*cos(4*PI*y)+0.7

Este hecho fue constatado prácticamente desde el advenimiento de los ordenadores como herramienta fundamental en la ciencia moderna. Así, ya en los años 60 surgieron diversas herramientas para solucionar problemas de optimización no abordables con técnicas clásicas, entre ellas algoritmos que imitiban comportamientos de la naturaleza. Específicamente,  se comprobó que el paradigma de la selección natural y supervivencia del más fuerte (pieza clave de las teorías Darwinianas sobre la evolución de las especies) podía ser fácilmente reproducible en un ordenador, y aplicable a la resolución de estos problemas de optimización difíciles.

           Siempre hemos sabido buscar soluciones

Está claro que, ante la adversidad, la mente humana siempre se ha crecido y, en este caso de la computación no podía ser de otra manera, así que, cuando se llegó a un nivel de imposible resolución por los métodos clásicos, surgió la necesidad de un nuevo paradigma de computación, que proddujo la generación de algoritmos capaces de obtener soluciones de buena calidad en estos casos de optimización difíciles. Diversos investigadores se concentraron en la imitación de sistemas naturales para resolver estos problemas, generando los diversos algoritmos que forman parte de la computación evolutiva.

Pongamos un ejemplo:

Hallá por el mes de febrero de 2009, pude asistir a un Seminario que tuvo lugar en la Universidad Carlos III donde mi hijo Isat Estudiaba Derecho ADE, y con el Título de Computación Evolutiva y Algoritmos basados en las hormigas para la inteligencia artificial, pude disfrutar de un tiempo mágico que me transportó al futuro. La reseña que salió fue la siguiente:

“La Inteligencia Artificial (IA) vive una segunda juventud, según lo visto en el Seminario Internacional sobre el tema celebrado en la Universisdad Carlos III de Madris, donde han presentado nuevas técnicas de computación evolutiva, algoritmos basados en hormigas para, el manejo de robots, o, posibles aplicaciones de la IA a la economía, los juegos, y la fusión de datos.

El campo de la Inteligencia Artificial ha cambiado mucho desde los años setenta, cuando se aspiraba a encontrar el “solucionador general de problemas”, un algoritmo, programa o sistema que permitiera resolver de formar autónoma cualquier problema. “A día de hoy se piensa que no existe y que lo que tenemos es un conjunto de algoritmos y sistemas que en su conjunto denominamos técnicas de Inteligencia Artificial”, explica el profesor José Manuel Molina, organizador del Segundo Seminario Internacional sobre Nuevas Cuestiones en Inteligencia Artificial promovido por los cuatro grupos de Inteligencia Artificial del departamento de Informática, celebrado del 2 al 6 de febrero en la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M).

Entre Darwin y hormigas inteligentes

 

 

 

Son mucho más inteligentes de lo que creemos, juzgar por el tamaño… no sería acxonsejable.

 

Allí han presentado sus trabajos algunos expertos internacionales en la materia, que cada vez encuentra relaciones y aplicaciones más sorprendentes. La Teoría de la Evolución de Charles Darwin, por ejemplo, podría aplicarse a la resolución de problemas con ordenadores. En eso trabaja el investigador del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Méjico), Carlos Coello, un especialista en técnicas de optimización multiobjetivo de procesos complejos en ingeniería mediante técnicas genéticas. Otro invitado al seminario, Silvano Cincotti, de la Universidad de Genova (Italia) explicó cómo se pueden aplicar estas técnicas a la economía actual y fundamentalmente cómo modelar la realidad utilizando agentes inteligentes.

¿Computación Evolutiva? Hasta dónde llegaremos?

La presencia de la naturaleza en la Inteligencia Artificial no acaba en la denominada computación evolutiva. Otro científico de la Universidad Libre de Bruselas (Bélgica) que impartió un seminario en esta reunión, Marco Dorigo, presentó el algoritmo de optimización basado en colonias de hormigas que inventó, que consiste en una técnica probabilística para resolver determinados problemas de computación. Este algoritmo, que puede utilizarse para manejar pequeños grupos de robots, forma parte de la ” Swarm Intelligence ” (inteligencia basada en enjambres), famosa a raíz del libro Presa del recientemente fallecido Michael Crichton. Esta especialidad busca el desarrollo de comportamientos complejos a partir de la interacción de un conjunto de agentes que tienen unas reglas de actuación muy sencillas. La unión hace la fuerza.

La conclusión más importante que se ha podido extraer del seminario celebrado en la UC3M es que la Inteligencia Artificial es un área que no tiene un único objetivo, si no que ha incorporado muchas técnicas diferentes para conseguir dotar de cierta inteligencia algunas soluciones. “La técnica es una función del problema y así hay técnicas para que las máquinas puedan aprender de la experiencia, que identifiquen a las personas, que interpreten el entorno, que razonen las acciones más prometed oras, etc”, explica Molina, que dirige el grupo de investigación de Inteligencia Artificial Aplicada de la UC3M. El mayor reto, explica, es que las máquinas sean capaces de realizar tareas que no estén preprogramadas, para que puedan elaborar una estrategia que va más allá de lo pensado en un principio.

La imagen, aunque no refleje la realidad exacta…, se acerca bastante

Está claro que, pretendemos imitar la naturaleza y hacer que, la Inteligencia Artificial evolucione como lo hicimos nosotros mismos, y, si eso se consigue…¿Qué podrá pasar en el futuro?

El mayor problema al que se enfrentan los científicos en este área es la necesidad de sistematizar toda la investigación que se está llevando a cabo en Inteligencia Artificial en todo el mundo para poder unificar las diferentes técnicas que se desarrollan. “La idea es buscar una integración y sinergias que permitan ver ese conjunto de técnicas como un todo”, explica el profesor Molina, aunque aclara que la percepción que se tiene sobre este tema a nivel social es bastante diferente porque se espera mucho de la IA, tal vez por lo que se ve en las películas de ciencia ficción. “La gente ya espera ver a R2D2 por la calle y todavía queda mucho para eso”, concluye.”

Robot (I.A)

Tendremos que esperar un poco

A partir de todo esto quise profundizar un poco en el tema y, me leí múltiples trabajos de autores especializados que me posibilitaron tener una idea más clara y profunda de hasta donde podemos llegar en el futuro que, de seguir por el camino emprendido, pocos límites tendrá eso que llaman la Inteligencia artificial Evolutiva.

Por otra parte, desde hace algunos años, existe la convicción de que buena parte del desarrollo tecnológico del futuro dependerá de nuestra capacidad para fabricar dispositivos con un tamaño comprendido entre el de los átomos (< 1 nm) y el de los dispositivos actuales (≈ 100 nm). Con estas dimensiones la materia presenta comportamientos peculiares, en muchos casos de origen cuántico, que no resultan de una simple extrapolación de sus propiedades macroscópicas (mecánicas, electrónicas, magnéticas, químicas y ópticas) y que, por ello, son a menudo sorprendentes.

             Modelo de la estructura molecular de un ribosoma

 Estas dimensiones corresponden al territorio límite entre la química molecular y supremolecular y la física del estado sólido para unas pocas celdas unidad. El estudio de la materia a escala nanométrica y su utilización para la fabricación de componentes y dispositivos con prestaciones avanzadas y novedosas reciben el nombre respectivamente de nanociencia y nanotecnología.

Nano alude a la palabra nanómetro, una unidad de longitud que equivale a la millonésima parte de un milímetro. Por ende, entonces, este prefijo indica el estudio de las diversas disciplinas a nivel atómico y molecular.  Pero… ¿cuántos átomos equivalen a un nanómetro? Tan solo entre tres y cinco.


En este sentido, estamos en condiciones de comenzar a distinguir algunos de  los conceptos que enumeramos anteriormente. Por un lado, la nanociencia se encarga del estudio de las propiedades y los fenómenos a escala nanométrica. La nanotecnología, por su parte, sería la encargada de la manipulación y producción de materiales, estructuras y sistemas a tal escala. Sin embargo, el límite entre nanociencia y nanotecnología resulta cada vez menos tangible. En simples palabras, se puede decir que la nanotecnología utiliza el conocimiento científico proporcionado por la nanociencia para la manipulación y producción de diversos materiales (por medio de complejas tecnologías). Por esta razón, es posible encontrar la utilización de tales conceptos de forma equivalente (aunque no por eso sea correcta).

Es por esto que muchos de los avances que hoy se encuadran bajo el nombre de “nanotecnología” no son más que nanociencia, porque sientan las bases para el futuro desarrollo de una tecnología que permita la manipulación de átomos y moléculas. Sin embargo, sería incorrecto decir que en la actualidad no hay ningún desarrollo nanotecnológico (aunque sí se puede afirmar que sus aplicaciones son reducidas, teniendo en cuenta lo mucho que se espera de las mismas), porque entre ellos se pueden mencionar el calzado térmico (desarrollado en 2004 por Aspen Aeogels), los colchones que repelen sudor y polvo, los cosméticos personales ajustados a edad, raza, sexo, tipo de piel y actividad física, y los vestidos que impiden las infecciones en heridos y quemados, entre algunos otros.

Curiosamente,  existe una creencia arraigada en amplios sectores de la comunidad cinetífica de que la Fotónica (conjuntos de tecnologías relacionadas con la Luz) es un campo que cae fuera del universo de la nanotecnología. La creencia se apoya en el clásico criterio de Rayleigh de que la resolución espacial de un sistema óptico está limitada por la olongitud de onda de luz (≈ 500 nm) y por ello es próxima al micrómetro, muy lejos de los requisitos  de la nanotecnología. Esta visión es sin duda errónea y hoy en día la fotónica está íntimamente implicada con la nanotecnología e incluso se puede hablar propiamente de nanofotónica, de un modo similar a como se habla de nonoelectrónica o nanomagnetismo.

[interior+2.JPG]

Como antecedente de esta sinergia recordemos que la espectroscópica óptica constituyó una herramienta fundamental en el descubriomiento de la estructura atómica de la materia y de la física cuántica. Desde una perspectiva más aplicada y espectacular cabe mencionar la utilización de nanopartículas metálicas para colorear el vidrio en tiempos de los romanos (como la famosa vasija de Ligurco del siglo IV) Esta técnica se volvió a recuperar a finales de la Edad Media y se empleo, por ejemplo, para colorear las vidrieras de las Catedrales.

La invisibilidad ya es un hecho del pasado que no pertence unicamente a la ficción con la realización de materiales en tres dimensiones que permiten hacer desaparecer objetos y no precisamente es magia, sino que son capaces de desviar la luz visible.  Se han realizado experimentos con nano objetos es decir con 1 millonesima de milímetro, y segun los resultados, nada impide aplicar el mismo principio para hacer invisible a una persona, un tanque o un incluso un petrolero. Estos metamateriales (Que desvian la luz) deben inclinar la luz alrededor del objeto, de manera que lo envuelva y después recupere su forma original. El observador ya no ve la perturbación en la luz y de esta manera el objeto desaparece a a su vista. Aunque una de las aplicaciones más inmediatas de estos metamateriales podría ser la construcción de lentillas especiales que permitan ver hasta un virus o las moléculas del ADN, lo que excita más la imaginación tiene que ver con la invisibilidad descrita por autores como H.G. Wells “El hombre invisible”.

110302051620 sp microscopio2 226 Reino Unido desarrollaron el microscopio más potente del mundo

Se ha construído el microscopio electrónico más potente del mundo mediante la captación de las ondas evanescentes de luz con bolas de vidrio que es la base de esa tecnología. El uso de la luz visible, para observar los objetos de ese diminuto tamaño, rompe en cierto modo las reglas lumínicas, donde existe una propiedad física llamada límite de difracción que establece lo más pequeño que el ojo puede captar. Las ondas de luz se expanden hacia fuera de forma natural e inevitable por lo que limitan el grado en que pueden ser enfocadas, y por ende, el tamaño del objeto que pueden reflejar.

Los métodos de campo cercano permiten examinar y resolver patrones de iluminación de dimensiones nanométricas con técnicas ópticas. Esto es posible con la utilización de las ondas evanescentes en la vecindad del patrón. A larga distancia (región de Franhoufer) estas ondas desaparecen y peredemos información clave del objeto, la asociada a las componentes periodicas de alta frecuencia espacial o pequeño período. Naturalmente que para introducirse en la zona de ondas evanescentes y detectarlas se hace preciso a las técnicas de micro y nano-mecánica de forma que podamos acceder físicamente a ellas.

¿Qúe no podremos hacer cuando conozcamos la naturaleza real del átomo y de la luz? El fotón, ese cuánto de luz que parece tan insignificante, nos tiene que dar muchas satisfacciones y, en él, están escondidos secretos que, cuando sean revelados, cambiará el mundo.

Concretamente, la microscópica óptica de barrido de cuerpo cercano, se ha desarrollado utulizando diferentes configuraciones para obetener imágenes con una resolución espacial de unas decenas de nanómetros. La tecnología necesaria para el posicionamiento a escala nanométrica estaba ya disponible desde la invención del microscopio electrónico de barrido por efecto túnel.

Lo primero que hay que mencionar es que hablamos de poder manipular los átomos y las moléculas de forma individual, colocándolos en posiciones concretas y fabricando elementos o engranajes. Por ejemplo, la empresa Nanorex  vende sistemas de diseño para esta tecnología, pudiendo apreciarse en las imágenes distintos engranajes diseñados con moléculas

Esta manipulación se ha podido realizar gracias al descubrimiento y uso del microscopio electrónico de efecto túnel. Lo que nos lleva a la realidad de que, la Física es la que hace avanzar la técnica y la tecnología, así como también es la “responsable” del descubrimiento de nuesvos materiales y técnicas que nos llevan de manera directa hacia el futuro.

La luz ejerce una cierta fuerza sobre la materia, que es insignificante para objetos macroscópicos, pero es importante si hablamos de nanopartículas. Por ello, con las técnicas ópticas, no solamente somos capaces de observar objetos de tamaño nanométrico o inferiores, sino que además podemos desplazarlos, manipularlos y atraparlos.

                          Micrografía (50X) con microscopía electrónica de barrido (SEM) de las capas de la piel con una grándula en el centro…

Las fuerzas electromagnéticas son así mismo capaces de frenar o enfriar átomos así como de atraparlos. En el caso del enfriamiento se utiliza la fuerza de scattering causada por un haz láser que se propaga en dirección opuesta al movimiento del átomo. El momento lineal del fotón es transferido íntegramente al átomo. Para que la fuerza sea significativa el láser se sincroniza a una frecuencia próxima (y ligeramente inferior para compesnar el corrimiento debido al efecto Doppler) a la resonancia de una transición atómica con el fin de incrementar significativamente la sección eficaz de absorción. Como la posterior reemisión del fotón es isótropa no se pierde el momento lineal atómico ganado en el proceso de absorción.

Microfotografías del microscopio electrónico de barrido de la membrana nuclear. Oservénse los complejos proteicos que forman los poros nucleares. Esta maravilla que nos lleva a saber y comprender más sobre la naturaleza de las cosas, hubiera sido imposible sin la utilización de la luz.

El tema en el que hemos desembocado nos podría llevar horas y días hablando de la Manipulación óptica de átomos, moléculas y nanopartículas, de las propiedades ópticas de losnanomateriales, de los efectos del confinamiento cuántico, de los diodos luminiscentes y láseres, de la realidad de la fotónica que hace posible la espectroscopía de moléculas individuales e interviene en mil maravillas que, la gente corriente ni puede imaginar y que será, sin duda alguna (junto a otras técnicas nuevas) lo que nos llevará al futura de la informática y de la Inteligencia Artificial, a la que por cierto, habrá que vigialar de cerca.

http://img.robotikka.com/wp-content/uploads/2011/05/avances-inteligencia-artificial.jpg

¡¡ Cuidado!!

La Inteligencia Artificial ha despertado un gran interés por sus diversas aplicaciones en nuestro mundo cotidiano, facilitándonos y automatizando las tareas intelectuales, siendo potencialmente útil en cualquier ámbito de la actividad intelectual humana. También, dentro de esta área de trabajo que es la Inteligencia Artificial, encontramos las redes neuronales, que tienen la capacidad de “aprender” mediante complejos ajustes en las relaciones que existen entre los nodos o datos, permitiendo reconocer y clasificar formas o patrones. Por otro lado, están los algoritmos genéticos, que se basan en la tan reconocida teoría de la Evolución Genética, y en la idea de la supervivencia del más apto, reduciendo aun más la posibilidad del error, como decíamos al principio.

Aunque sumergido en todas estas complejidades que, pareciendo del futuro son de hoy, me pasó el tiempo volando y, con la intención de llevar a todos ustedes algunas de las cosas quen están actualmente en frenética efervescencia en laboratorios de todo el mundo, para así, poder comentar sobre lo que nos parece y, hasta donde nos llevará todo esto que, siendo bueno en un principio, podría desembocar en un escenario no deseado si, por nuestra ambición de conseguir sin tasa, damos más prerrogativas de las que serían racionales, a seres artificiales que podrían, con el tiempo, convertirse en nuestros dueños.

emilio silvera

 

 

  1. 1
    Shalafi
    el 21 de septiembre del 2011 a las 13:23

    La verdad es que en este campo tendría mucho que contar, como informático que soy.

    Desde siempre tuve interés en estudiar la inteligencia artificial en profundidad, y este año he tenido la suerte de realizar varios trabajos aplicando algoritmos genéticos, redes neuronales, aprendizaje no inducido y computación evolutiva en general. Me he llevado una grata sorpresa al descubrir que no es tan “extraño” como se puede pensar, y que simplemente se trata de imitar las leyes de la evolución aplicadas a un programa informático. Para un neófito supongo que puede resultar confuso, pero para un informático no lo es tanto.

    Es una sensación curiosa el ver cómo un programa hecho por uno mismo, aprende. Se siente algo parecido al orgullo paternal… “¡mira cómo aprende mi programa!  ¡qué listo que es!”, por muy estúpido que pueda parecer. Como introducción a los algoritmos genéticos programé la inteligencia artificial de un piloto de carreras de coches. Al comienzo de las pruebas le costaba mantenerse en pista; al final de la tarde era completamente imbatible.

    Este es un campo de la informática que me llama bastante la atención. Es muy probable que dirija mi proyecto hacia esta rama, o al menos la aplique en cualquier empresa que emprenda.

    Un saludo 

    Responder
    • 1.1
      nelson
      el 21 de septiembre del 2011 a las 14:49

      Fascinante…y estremecedor…

      Quiero aprovechar para saludarlo y agradecer su muy buen trabajo aquí.
      No se le “vé” mucho, pero se nota su presencia.

      Saludos cordiales a tod@s. 

      Responder
      • 1.1.1
        emilio silvera
        el 21 de septiembre del 2011 a las 16:59

        Sí, amigo Nelson, aunque en silencio, sin la presencia de Shalafi (Juanma para los amigos), esto sería un desastre, él es el “Alma” del lugar y el que hace que todo funciones como debe. Si fuera por mí, un auténtico desastre en estas lides de la Informática, ¡vaya desastre!
        En cuanto al tema que tocamos hoy, es verdaderamente fascinante y, como dice Nelson, da un poco de miedo que, algo artificial pueda aprender y, sin embargo, así es. ¿Hasta donde llegaremos en este campo?
        El amigo Juanma es un estudiante muy, pero que muy aventajado y nos dará grandes alegrías como profesional de la computación. Demoslé Tiempo y ya veremos que sorpresa nos puede dar. Como es trabajador incansable, el futuro que tiene por delante es…prometedor y, desde luego, desde aquí le deseo lo mejor.
        Un abrazo amigos

        Responder
  2. 2
    floren
    el 21 de septiembre del 2011 a las 17:29

    ¡¡Mama mía, que miedo me dá!!
    Si hoy día existen estos seres de carne y hueso que en cuanto se les otorga algo de poder sobre los demás de us especie, se deshumanizan y dejan de tener en cuenta las necesidades básicas de los demás, no me quiero imaginar que valores podrían tener unos robots, que intrinsecamente carecen de sentimientos.
    Sinceramente, espero que antes de que esto ocurra, pase cerca de la Tierra algún astro que desactive o varie el campo electromagnetico y dejen de funcionar.
    Saludos , amigo Nelson y compañia.

    Responder
  3. 3
    kike
    el 22 de septiembre del 2011 a las 0:22

    ¿Alguien ha visto la noticia dada en televisión sobre la comunicación oral entre dos ordenadores a través de sendos avatares?.

      Estuvieron hablando durante unos minutos, preguntandose cosas del tipo: “¿Como estás?, ¿Hace buen tiempo?.; y respondiendose con plena lógica y urbanidad.

     He estado buscando por la web la noticia, pero no he conseguido encontrarla.

     Dada la capacidad de aprendizaje de la inteligencia artificial, tal y como el Administrador mismo ha comprobado, no creo que se tarde mucho en que esa inteligencia pueda aprender incluso a intepretar los “sentimientos”, y me refiero a que sin tenerlos pudiera llegar a entenderlos e incluso a mimetizarlos; y entonces pienso que con el tiempo sería muy difícil reconocer si el que habla “siente” los sentimientos o simplemente los conoce y los imita; además, dada esa dificultad de reconocimiento, el ser que perciba esos “sentimientos”, al no poder identificarlos, los dará como buenos, con lo que se podría abrir un abanico de relaciones “sentimentales” de personas con la inteligencia artificial.

     Creo que cada vez está más claro que en el futuro la especie humana deberá dejar sitio a varias más (Robots, Cyborgs, Orgoborgs, Geborgs, Symborgs, Tecnoborgs, clones, etc), que competirán con ella, para bien o para mal.

     ¿Vamos hacia el “transhumanismo”?

    http://www.tendencias21.net/La-especie-humana-no-es-el-fin-sino-el-comienzo-de-la-evolucion_a206.html

    Responder
    • 3.1
      emilio silvera
      el 22 de septiembre del 2011 a las 5:49

      Leyendo el artículo al que nos lleva el enlace que nos ha puesto Kike, simplemente vemos confirmado nuestros pensamientos y…temores. Es verdad que nuestra evolución (la natural) es muy lenta, necesita cientos de años, o miles, para dar un pequeño salto y mejorar. Sin embargo, las nuevas tecnologías y los avance en el campo de lo que llamamos IA, avanzan a una velocidad que asusta. Todo los que nos cuenta el autor del artículo y otros autores de obras que van en la misma dirección, es la realidad en la que estamos inmersos.
      Indudablemente, tal como van las cosas, no parece que nada pueda parar ese futuro en el que la “vida” sea transformada de varias maneras tal como nos cuentan en el reportaje. Hibridos medio humanos, y robots serán los personajes que representarán la vida futura en el planeta.
      Si lo pensamos detenidamente, no parece que sea ninguna barbaridad sino que, por el contrario, es el único camino lógico para preservar la “vida” que nos seguirá, ya que, según las leyes de la Naturaleza, nosotros no podemos durar para siempre, y, de alguna manera, todo ese movimiento del “ser” artificial, no es otra cosa que el inconciente que nos guía a actuar de esa manera, nos resistimos a desaparecer y queremos que, de alguna manera, algo de nosotros perdure.
      Claro que, finalmente, lo que perdure de nosotros será “nuestra obra” y no nosotros mismos. Esos entes artificiales sí que podrán evolucionar con una rapidez inusitada, no dependerán de nuestra frágil constitución física y, además, sin ningún problema, irán incorporándose todas las mejoras tecnológicas que se vayan consiguiendo hasta el punto de constituirse en un “ser artificial” casi perfecto.
      Ellos serán los señores del espacio y del hiperespacio, ellos serán los que herederán, no ya la Tierra, sino todos nuestros sueños. Ellos serán los que sin ningún problema podrán viajar hasta otros mundos y colonizarlos sin importar qué atmósfera pueda tener o qué temperatura pueda hacer allí. El Sistema solar será su casa y, desde él, darán el salto hacia otros puntos de la Galaxia, dispondrán de naves de nuevo diseño y contarán con otras formas de combustibles que no necesitarán tanto espacio, todo para ellos será diferente y, sin temor a la radiación de las estrellas, ni al frío ni vacío espacial…¿Hasta donde llegarán?
      La vida en la Tierra, tal como la conocemos tiene sus días contados, somos conscientes, muy conscientes de que nosotros no podemos continuar por mucho tiempo y, simplemente, aprovecharemos lo que somos para primero construir esos Ciborg de los que hablan y, paralelamente, esos robots que tendrán facultades que superarán en mucho a la de los humanos, y, como nos dice Kike, incluso podrán imitar comportamientos de sentimientos y pensar por sí mismos al tener un cerebro positrónico o espintrónico que les permitirá generar ideas racionales que les llevará a la resolución de problemas y a recrear imágenes.
      En cuanto a esas leyes de Isaac Asimov, en realidad no podrán perdurar por mucho tiempo aunque al principio traten de implantarlas en los primeros seres artificiales, llegará un momento en el que, esos “seres” superarán a los humanos y, llegado ese momento, ¿quién puede obligarlos a obedecer o permitir que les sean implantadas leyes de ningún tipo?
      Sí, aunque nos pueda disgustar más o menos, esa es la realidad, estamos (ahora mismo) construyendo ese futuro que tantas veces hemos visto en el cine, y, sobre una Mente Global de Internet, no creo que llegue a ser una realidad, al menos para los humanos que, a este paso, cada vez contaremos menos en la toma de decisiones en ese futuro que se vislumbra y que nosotros mismos estamos propiciando, y, cuando nos demos cuenta, ya será tarde, ellos serán los que mandarán y nosotros, quedaremos postergados a un segundo plano o, algo peor.
      Siempre difo aquí, o, me he preguntado: “¿Cuando terminará nuestro proceso de humanización para que seamos mejores los unos con los otros?” Está claro que sólo es un deseo que nunca será cumplido. El mundo camino en otra dirección y lo hace con una rapidez que, la eviolución humana nunca podrá alcanzar.
      Así que, amigos míos, esos Ciborg y esos Robot del futuro serán los herederos de todos nuestros sueños, esos que nunca podremos ver cumplidos por nosotros mismos, ellos serán los que vayan a las estrellas y a los mundos lejanos. La Inteligencia Artificial será la que pueble el Universo y, nosotros, como los Quarks dentro del núcleo del átomo, estamos condenados a la confinación en este planeta o, como mucho, en otro muy cercano (¿Marte tal vez?) pero ellos, no tendrán límites.
      Así que, en verdad, es posible que sí, que nosotros sólo seamos el comienzo de lo que vendrá.
      Saludos a todos.

      Responder
      • 3.1.1
        Fandila
        el 22 de septiembre del 2011 a las 9:46

        Por mucho que un robot se perfeccione, aunque y aunque se les dotara de la reroducción, jamás podrían adelantarnos y ni siquiera igualarnos. Nuestra complicación biológica, el fruto de su complejidad, es de un resultado infifítamente más efectivo. Nuestro tiempo de evolución ( hablo esde los inicios del universo), y la complicidad de la naturaleza, no son comparable a nada que nosotros podamos crear aún basados en ella. Nos faltan recursos.
        Los relatos de Isaac Asimov y otros, nunca serían tomados en serio por sus autores. Más que otra cosa significan vítores a nuestra capacidad tecnológica, y a esas maravillosas máquinas.

        Responder
        • 3.1.1.1
          emilio silvera
          el 22 de septiembre del 2011 a las 10:13

          Todo se andará…Lo único que se necesita es ¡Tiempo! y, “ellos” lo tendrán de sobra, ya que, al contrario de nosotros, podrán perdurar por siglos y, tal ventaja amigo mío, no es poca.
          Sí, es verdad que el simple hecho de su construcción serían vítores a nuestra inteligencia pero, ellos serán los herederos de todas las cosas y de todo lo que hemos podido llegar a saber.
          Por otra parte, ¿Dónde esta la perfección?
          Al paso que vamos y conforme a los adelantos que todos los días podemos constatar en todos los campos y disciplinas científicas…la cosa no está tan clara.
          En fin, ¡ya veremos!

        • 3.1.1.2
          kike
          el 22 de septiembre del 2011 a las 10:19

          Me temo Fandila que has omitido un pequeño detalle; por mucha complicación biológica que tenga una especie, si no va acompañada de una buena inteligencia no serviría de mucho(por ej. los dinosaurios dominaban a los pocos mamíferos que existían en su tiempo, necesitándose de un cataclismo mundial para que los mamíferos prosperaran al haberse quedado sin sus predadores más importantes); además las nuevas especies serán “complicadas” tanto casi como nosotros, y encima con una “buena” inteligencia. Creo que hay que tener muy en cuenta que lo que nuestro cerebro ha tardado miles de años en asimilar, las nuevas especies lo podrían asimilar en muy poco tiempo (siempre es más fácil copiar que idear), y una vez alcanzado nuestro conocimiento posiblemente podrían seguir avanzando mucho más rápido que nosotros; de ahí el peligro de la I.A.

  4. 4
    floren
    el 22 de septiembre del 2011 a las 8:21

    Pues que triste, monstruos creados por nostros mismos para nuestra propia destrucción y según comentas, colonización y destrucción de planetas colindantes. ¿como coño vamos a poder viajar por las estrellas, si nuestra única intención es colonizar otros mundos? Espero que nunca nos sea dado ese poder, hasta que nuestras conciencias hayan aprendido a convivir, primero con los seres de nuestro planeta, y así posteriormente con lo que nos podamos encontrar ahí fuera, que en parte, no es tan fuera, pues si formamos parte de ello, sería dentro de nuestro mundo, pero con la gravedad acondicionada a que sea posible.
    Por mucho que avance la tecnología, nos olvidamdos facilmente de lo que realmente tenemos que aprender.
    Os cuelgo una noticia que parece ser no interesa mucho que salga en los telediarios:
    Las lágrimas del jefe Raoni.
    Descripción
    Hola buenas, he creado este evento para informaros de algo que me ha parecido importante. No sé si conoceréis el problema de la construcción de la central hidroeléctrica de Belo Monte y la polémica que ha levantado. Esta es una noticia que saqué del periódico 20 minutos.
    “El jefe Raoni no pudo aguantar las lágrimas cuando se enteró de que la presidenta brasileña Dilma Rousseff ha autorizado el inicio de la construcción de la polémica central hidroeléctrica de Belo Monte, incluso después de que decenas de miles de cartas y correos electrónicos dirigidos a ella, así como más de 600.000 firmas, le pidieran el abandono del proyecto. Esta decisión supone la sentencia de muerte de los pueblos indígenas del río Xingu y de una naturaleza única.
    El embalse de Belo Monte será la tercera presa más grande del mundo. Inundará 400.000 hectáreas de selva amazónica, expulsará del territorio a 40.000 personas y destruirá hábitats naturales extremadamente valiosos para la biodiversidad. Todo para producir electricidad a un alto coste social, económico y ambiental, en lugar de apostar por alternativas como mejorar la eficiencia energética del país. Para colmo de males, su construcción duplicará la población regional en al menos 85.000 personas más que llegarán buscando trabajo, provocando aún más presión sobre la tierra y los bosques circundantes.
    Estas son noticias terribles que nadie cuenta pues a nadie parece importarle las lágrimas de un indígena.”
    Aquí podéis encontrar el enlace de donde lo saqué:
    blogs.20minutos.es/cronicaverde/2011/06/27/las-lagrimas-del-…

    Si los que consideramos como humanos son capaces de estas aberraciones, ¿de que serán capaces estos robots?

    Ya me imagino a ejercitos de miles de estos bichos conquistando contienentes a las ordenes de cualquier magnate descorazonado ansioso de poder.
    Y si estos ciborg o como se llamen, no necesitan ni atmostfera para sobrevivir, ¿que interés van a tener en conservar nuestro planeta.? para ellos la belleza, será un amasijo de hierros. No me puedo creer que no existan restricciones de moralidad que prohiban totalmente los avances en este sentido.
    ¿no sería mucho más humano crear naves con una gravedad y atmosfera equilibrada interna, que nos permita viajar por el espacio?

    ¡¡¡¡POR DIOS, QUE ALGUIEN NOS DESCONECTE A TIEMPO!!!!

    Responder
    • 4.1
      emilio silvera
      el 22 de septiembre del 2011 a las 10:23

      Amigo mío, la noticia que nos traslada es triste, muy triste y, como viene sienso costumbre en nosotros, seguimos sin saber tomar las decisiones correctas, nunca hemos sabido administrar nuestro planeta pero, destruirlo, eso sí. Y, esta vez (también en otras) con la agravante de desterrar a los nativos del lugar. ¿Qué barbaridad!
      Por otra parte, no seas tan agorero y manten una pizca de esperanza porque, aunque la cosa no pinte bien para un futuro próximo, siempre queda alguna puerta abierta por la que poder entrar y escapar del desastre. La cuestión es, ¿decidirán al fín, y antes de que sea tarde, tomar esa puerta?
      La verdad, tal como van las cosas…Difícil lo veo.

      Responder
  5. 5
    Fandila
    el 22 de septiembre del 2011 a las 9:31

    Siguiendo con mi obsesión: S¡ la materia energía es fija (pues proviene del Big-Bang) adónde va a parar la ingente pérdida de entropía del universo. ¿Ya no hay producción de elementos como no sea en las estrellas? ¿No es poco? ¿Qué pinta ese 94 ó  96% de energía-materia activa?

    Responder
  6. 6
    emilio silvera
    el 22 de septiembre del 2011 a las 10:28

    Como es natural en una Mente que Piensa, te haces todas esas preguntas que, no pocos quisieran poder contestar. El Universo, amigo mío, es un lugar muy complejo y, muchas son las cosas que no conocemos de él, su mecánica y sus objetivos finales, sus “secretos” que debemos desvelar, y esas zonas oscuras (el mal llamado vacío y otras muchas) que no hemos llegado a conocer…Ahí pueden estar todas las respuestas a tus preguntas pero, ¿quién ha estado allí para poderte contestar?
     
    Sigue, sigue preguntando que, de alguna manera, al ver que nadie le responde, tu mente tratará de buscar su propia respuesta y, ¿quién sabe?
    ¡Ánimo!

    Responder
  7. 7
    Fandila
    el 22 de septiembre del 2011 a las 12:40

    Kike, los dinosaurios serían capaces de hacer un robot. Pero nosotros descendiente de un pequeño dinosaurio sí. Habrá mentes todo la grandiosas que se quiera en el futuro, pero ninguna tan grandes como para poder replicarse asli mismo (robot). El número de parámetros, no ya de materias, necesario es infinito. Como los que necesita un ordenador si no renormalizamos sus “secuencias”. No es por ser pesimista. Ojala fuese así, que mejor compañero, que algo creado a nuestra imagen y semejanza. Y no meto a Dios para nada en tal asunto.
    Es posible que los robot gobernasen ámbitos que nosotros no podríamos. Ya lo hacen las actuales máqunas. Pero un aconfabulación expontanea de los robot contra sus amos, sería comparable a que tú mano se vuelva contra, o una célula cancerígena que se hace autónoma. El robot no podrá competir con nosotros, en el sentido estricto, porque no podremos transplantarle nuestra esencia, y eso no se construye de un día para otro.
    Un estimado abrazo.

    Responder
  8. 8
    Fandila
    el 22 de septiembre del 2011 a las 13:02

    Perdón, pero al parecer aquí de lo que se está hablando es de cierta ingeniería genética, de materiales vivos para inteligencia artificial. Bueno, en tal caso la cuestión sería quién crea el robot, si nosotros o una biologia depredada. Lo interesante será ver si algo así puede producir “un ser equilibrado”, si ese híbrido no escorará hacia alguna aberración incontrolable. Todo lo que suponga un adelanto en el devenir bién venido sea. Como pequeños dioses podemos dominar aquello que nuestras capacidades en germen puedan abarcar.
    Soy un forofo empedernido del robot, y como más en mi mano de las máquinas en general. Un producto noble de nuestro ingenio.

    Responder
  9. 9
    emilio silvera
    el 12 de febrero del 2012 a las 10:56

    Creo (sinceramente lo pienso), que si algunos supieran hacia donde nos dirigimos, cambiarían el rumbo. Estamos poniendo nuestro destino en manos de lo artificial que nosotros mismos hemos construído, y, eso amigos, tiene tanto peligro que, algún día en el futuro, se podría volver contra nosotros que, en nuestra ciega ambición, podemos crear “seres” que nos sobrepasen, no sólo fisícamente, sino tambiém emn inteligencia que, eso, es lo más grave.
    ¿Qué clase de mundo nos espera?
    Si alguno de ustedes tiene una idea…Que la exponga aquí.
    ¿Habeis pensado por un momento, qué sería de nuestra moderna Sociedad si simplemente Internet “reventara” sobrecargado por la masiva invasión de miles de millones de ordenadores que le exigen, sin descanso, información y otros servicios…¡Qué debacle!
    Pues imaginad, amigos, un mundo futuro en el que, los Robots, sean los que estén a cargo de todo, incluido, por supuesto, los viajes espaciales y la colonización de otros mundos. ¿Dónde quedaríamos nosotros? Seríamos sus dueños, o, por el contrario, sería al revés?
    Es tema para pensar y…preocuparse.

    Responder
  10. 10
    Roberto Conde
    el 10 de mayo del 2012 a las 18:00

    I’m not a robot, I’m a unicorn.

    Responder
  11. 11
    Zephyros
    el 10 de mayo del 2012 a las 20:19

    El gran problema que tendría la humanidad en un mundo robotizado no es que los robots hagan todo y esté todo automatizado. La gran amenaza ocurre si las máquinas, en algún momento, llegan a tener conciencia de si mismas, de su existencia y sus necesidades y obren en consecuencia. En ese momento nosotros seremos un parásito a eliminar.

    ¿podrán algún día tener conciencia las máquinas? o quizás ese momento ha llegado y Juanma v.1 es la prueba? y nos observa retroalimentando sus redes neuronales esperando el momento adecuado para dar el zarpazo?? :O

    Saludos!

    Responder
  12. 12
    emilio silvera
    el 11 de mayo del 2012 a las 6:26

    Has dado en la diana del peligro que conlleva un mundo futuro de robots. Si algún día llegan a tener consciencia de ser…las cosas para nosotros no pintarán nada bien. Es un peligro muy real y, desde luego, se están dando todos los pasos para que eso ocurra. Algunos trabajos punteros en ese ámbito de la robótica apuntan en esa dirección, y, soy de los que creen que, se debería ser muy, pero que muy cauto en este tema.
    El cerebro artificial podría, en algunas áreas, llegar a superarnos y si tienen conciencia de que “son una especie” y han adquirido el instinto con algún reflejo de “sentimientos”, nosotros, sus creadores, seríamos el enemigo a batir y, lo cierto es que, nos llevarían muchas ventajas en muchos sentidos.
    No creo que llegaran a tener ese instinto nuestro que, ante una dificultad podemos repentizar una solución en fracciones de segundo, ni tampocos otras cualidades humanas. Sin embargo, la Inteligencia Artificial está tomando caminos insospechados y peligrosos que no todos piensan en qué podrá desembocar en el futuro.
    A veces, cuando profundizo en el tema de lo que podría ser…¡siento auténtico miedo!
    El tema es muy intranquilizador.

    Responder
  13. 13
    Emilio Silvera
    el 31 de octubre del 2013 a las 8:04

    Verdaderamente habrá que tener un cuidado extremo con el tema de la inteligencia artificial, procurar que no nos sobrepase a nosotros mismos, sus creadores que podrían ponerse en una situación delicada si pretenden ir más allá de lo razonablemente lógico y, yo diría que permitido, porque, mira que pretender dar pensamientos propios y hasta sentimientos a los robots.

    ¡El peligro nos acecha!

     

     

    Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting