lunes, 03 de agosto del 2020 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




Un año más… ¡Un año menos!

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Humanidad    ~    Comentarios Comments (18)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

A finales del pasado mes de diciembre, os dejaba aquí nuestros buenos deseos que, desgraciadamente, no se están cumpliendo y, cada día, podemos ver el deterioro al que se ha llegado en muchas naciones: el paro y la pobreza inundan las casas de muchas familias, llevando la humillación y la desesperación a padres de familia que, impotentes, contemplan a la clase política que continúan disfrutando de sus privilegios. ¿Cómo podríamos revertir ésta nefasta situación?

Con el mayor deseo de bienestar para todos, os decíamos:

      A pesar de que no bebo nada de alcohol, haré una excepción y con Shalafi, brindaré por todos ustedes

Los artífices de este humilde lugar, Shalafi como Administrador y experto informático y emilio silvera como “obrero” imaginativo de la divulgación científica, no tienen más remedio que, desde aquí, mostrar su agradecimiento a los muchos amigos que nos han distinguido con su presencia en tan humilde y sencillo lugar desde el que hemos tratado (no siempre con acierto) de llevar a todos, un poco del conocimiento del mundo, del saber del Universo,  de los secretos de la Naturaleza, de las complejidades de la mente, del origen de la Vida y, de nuestro destino en las estrellas.

A nuestros amigos de habla hispana, a los que están más allá del atlántico y se entienden en otras lenguas, a todos ellos, les quedamos muy agradecidos por habernos hecho compañía y haber compartido con nosotros sus pensamientos y, para aquellos que nunca alzaron su voz pero nos leyeron en silencio, que sepan y estén seguros, de que son parte de este lugar por derecho propio, a todos ellos, sin excepción, les envíamos desde aquí, el más sincero deseo de felicidad para ellos y sus familias.

                                 La mejor manera de pasar las fiestas, en familia

Sí, puede que sólo sea un año más. Sin embargo, seguimos estando aquí para ser testigos de las muchas cosas que se verán durante los próximos doce meses. En todos los ámbitos del saber humano: Física, Astronomía, Biología y Química y tantas otras disciplinas, todas ellas (sin excepción) apoyadas en las Matemáticas, las raíces del árbol de la Ciencia, las otras son las ramas que salen y crecen sin cesar hasta llegar…¡A las estrellas!

La Navidad (así nos lo enseñaron desde nuestra más tierna infancia), es el calor que vuelve al corazón de las personas, la generosidad de compartirla con otros y la esperanza de seguir adelante. Cada uno de nosotros pasará el fin de año a su manera, dentro de las costumbres de su lugar de nacimiento. Sin embargo, en una cosa todos seremos iguales (salvo excepciones por distintos motivos), todos procuraremos estar con los seres queridos y recordaremos a los ausentes, los que se fueron y que, de alguna manera, también estarán en nuestros corazones.

foto

Acordémonos, dentro de lo posible, de los que no tienen tanta suerte. En la imagen de arriba, conforme a los datos que tenemos, podemos contemplar, junto a dos de sus cuatro perros a un sin techo en Santiago de Chile. Le dijo a la autora de la foto, Pilar Almagro Paz, que era español de Carballo, Ourense, Galicia. Curiosamente, a Pilar le costó fotografiarlo, el pudor y la dignidad estaban ahí, como en todos los seres humanos. Como él, muchos otros están repartidos por todas las ciudades del mundo. Al verlo, al pensar que, como todos debe tener una familia…, no sentís un estremecimiento. Nadie sabe las vueltas que el mundo puede dar y, ¿quién sabe las historias que llevaron a este pobre hombre a tal situación?

Calladamente y dentro de lo posible, hagámos lo que buenamente podamos por aquellos que no tuvieron tanta suerte como nosotros y, sólos, sumidos en la triste soledad en estos días de familia y sin amigos, demoslé un poco de lo que tengamos que, de seguro, nos dará más satisfacción que otras “cosas” que no llevarán una carga de humanidad tan profunda como esta que arriba podemos contemplar. ¡Qué barbaridad! Cosas así deberíann ser erradicadas para siempre.

La Tierra desde el espacio

                     Ahí está nuestro hogar pero, unos, estarán más abrigados que otros

Seámos felices haciendo felices a otros. La mayor parte de nuestro tiempo no prestamos atención, la vorágine de la vida moderna nos arrolla, estamos inmersos en un mundo cada vez más deshumanizado y, los sentimientos, se quedan en el reducido ámbito familiar. Pero, la cosa no es tan secilla y debemos despertar a esa realidad que nos grita: ¡Todos somos uno!

Acordémonos de los demás.

¡Felicidades para todos! y, sobre todas las cosas que, ¡La Salud esté con vosotros!

Un abrazo colectivo para esta gran familia.

emilio silvera