lunes, 26 de octubre del 2020 Fecha
Ir a la página principal Ir al blog

IMPRESIÓN NO PERMITIDA - TEXTO SUJETO A DERECHOS DE AUTOR




¡El Universo! Se podría pensar que sabe lo que hace.

Autor por Emilio Silvera    ~    Archivo Clasificado en Astronomía y Astrofísica    ~    Comentarios Comments (6)

RSS de la entrada Comentarios Trackback Suscribirse por correo a los comentarios

Como se trata de una Ciencia que estudia la naturaleza Física del Universo y de los objetos contenidos en él, fundamentalmente estrellas, galaxias y la composición del espacio entre ellas, así como las consecuencias de las interacciones y transformaciones que en el Cosmos se producen, aquí dejamos una breve secuencia de hechos que, suceden sin cesar en el ámbito del Universo y, gracias a los cuales, existe la Tierra…y, nosotros.

La evolución cósmica de los elementos nos lleva a la formación de los núcleos atómicos simples en el big bang y a una posterios fusión de estos núcleos ligeros para formar otros más pesados y complejos en en el interior de las estrellas, para finalizar el ciclo en las explosiones supernovas donde se plasman aquellos elementos finales de la Tabla Periódica, los más complejos y pesados.

Una potente simulación de la naturaleza nos permite ser testigos de los procesos que se generan en la colisión de dos cuerpos estelares.

La fusión en el centro de las estrella se logra cuando la densidad y temperatura son suficientemente altas. Existen varios ciclos de fusión que ocurren en diferentes fases de la vida de una estrella. Estos diferentes ciclos forman los diferentes elementos que conocemos. El primer ciclo de fusión es la fusión del Hidrógeno  hacia Helio. Esta es la fase en la que se encuentra nuestro Sol.

En las estrellas con temperaturas muy altas ocurren otros ciclos de fusiones (ciclos CNO ). A temperaturas aún más altas , el helio que se quema produce Carbono. Finalmente, a temperaturas extremadamente altas se forman los elementos más pesados como el Hierro.

Las reacciones de fusiones que ocurren en las estrellas forman a los neutrinos que llegan a la Tierra. Al detectar estos neutrinos, los científicos pueden aprender sobre las fusiones internas en las estrellas. En el proceso de fusión nuclear denominado reacción Protón-Protón las partículas intervinientes son el protón (carga positiva), el neutrón (carga neutra), el positrón (carga positiva, antipartícula del electrón) y el neutrino.

Archivo:Keplers supernova.jpg

En las explosiones supernovas que viene a ser el aspecto más brillante de estos sucesos de transformación de la materia, literalmente, es que la explosión de la estrella genera suficiente energía para sintetizar una enorme variedad de átomos más pesados que el hierro que es el límite donde se paran en la producción de elementos estrellas medianas como nuestro Sol.

Pero, en las estrellas masivas y supermasivas gigantes, con decenas de masas solares, cuando el núcleo de hierro se contrae emite un solo sonido estruendoso, y este retumbar final del gong envía una onda sonara hacia arriba a través del gas que entran, el resultado es el choque más violento del Universo.

la imagen es un zoom del centro de la galaxia M82, una de las más cercana galaxias con estrellas explosivas a una distancia de sólo 12 millones de años luz. La imagen de la izquierda, tomada con el Telescopio Espacial Hubble (HST), muestra el cuerpo de la galaxia en azul y el gas hidrógeno expulsado por las estrellas explosivas del centro en rojo.

Más arriba decíamos que aquí está el choque más violento del Universo. En un momento se forjan en la ardiente región de colisión toneladas de oro, plata, mercurio, hierro y plomo, yodo, estaño y cobre. La detonación arroja las capas exteriores de la estrella al espacio interestelar, y la nube, con su valioso cargamento, se expande, deambula durante largo tiempo y se mezcla con las nubes interestelares circundantes.

El más conocido remanente estelar, la Nebulosa del Cangrejo cuyos filamentos nos hablan de complejos materiales que la explosión primaria formó hace ya mucho tiempo, y, que actualmente, sirve de estudio para saber sobre los procesos estelares en este tipo de sucesos.

Antes edejámos una relación de materriales que pueden ser formados en las explosiones supernovas y, cuando se condensan estrellas nuevas a partir de esas nubes, sus planetas heredan los elementos forjados en estrellas anteriores y durante la explosión. La Tierra fue uno de esos planetas y éstos son los antepasados de los escudos de bronce y las espadas de acero con los que los hombres han luchado, y el oro y la plata por los que lucharon, y los clavos de hierro que los hombres del Capitan Cook negociaban por el afecto de las tahitianas.

granube

La muerte de una estrella supergigante, regenera el espacio interestelar de materiales complejos que, más tarde, forjan estrellas nuevas y mundos ricos en toda clase de elementos que, si tienen suerte de caer en la zona habitable, proporcionará a los seres que allí puedan surgir, los materiales y elementos necesarios para el desarrollo de sus ideas mediante la construcción de máquinas y tecnologías que, de otra manera, no sería posible. Incluso, sin estos materiales, ni esos seres podrían surgir a la vida.

¿No os parece una maravilla? Comenzando con el Hidrógeno, Helio Berilio y Litio en el Big Bang, se continuó con el Carbono, Nitrógeno y Oxígeno en las estrellas de la secuencia principal, y, como más arriba explicaba, se continúa en las estrellas moribundas con el Sodio, Magnesio, Aluminio, Silicio, Azufre, Cloro, Argón, Potasio, Titanio, Hierro, Cobalto, Níquel, Cobre, Cinc…Uranio. ¡Que maravilla!

El Hubble ha captado en los cielos profundos las más extrañas y variadas imágenes de objetos que en el Cosmos puedan estar presentes, sin embargo, pocas tan bellas como las de nuestro planete Tierra que, es tan rico y especial, gracias a esos procesos que antes hemos contado que ocurren en las estrellas, en las explosiones de supernovas y mediante la creración de esos materiales complejos entre los que se encuentran la química biológica para la vida.

Si a partir de las Nebulosas que, al llegar al final de sus vidas, pueden surgir planetas como la Tierra, y, si la Tierra contiene la riqueza de todos esos materiales forjados en las estrellas y en el corazón de esas inmensas explosiones, y, si el Universo está plgado de galaxias en las que, de manera periódica suceden esas explosiones, nos podríamos preguntar: ¿Cuantas “Tierras” podrán existir incluso en nuestra propia Galaxia? Y, ¿Cuántos seres pueden haberse formado a partir de esos materiales complejos forjados en las estrellas?

emilio silvera


  1. ¡El Universo! Se podría pensar que sabe lo que hace. : Blog de Emilio Silvera V., el 20 de diciembre del 2013 a las 9:18

    [...] reacciones de fusiones que ocurren en las estrellas forman a los neutrinos que llegan a la Tierra. Al detectar estos neutrinos, los científicos pueden [...]

 

  1. 1
    kike
    el 22 de noviembre del 2011 a las 21:03

    El Universo sabe lo que hace, y además sabiamente. Soy de la opinión de que hasta la partícula más ínfima posee cierta inteligencia; por supuesto no inteligencia en el sentido que normalmente le damos, pero de alguna manera cada partícula es sabedora de lo que tiene que hacer y siempre lo hace; seguramente la información que posea será la que determina su comportamiento en cada circunstancia, y no siempre debido a procesos físico/químicos (por ejemplo una simple gota de aceite en agua se comporta en su movimiento de forma que demuestra un patrón no achacable a la física (creo)).

     Si obviamos que exista un creador, debemos asentir en que la naturaleza, todo el universo, actúa de una manera muy inteligente, eficiente y ahorradora, salvo excepciones que confirman la regla.. 

     Y si la biología es la perfección y el refinamiento de la materia, también demuestra una organización y cooperación maravillosas, aún más avanzada que el resto de la materia. 

     Seguramente todo esto esconde algo lógico y normal, pero por ahora no podemos dejar de  maravillarnos y asombrarnos continuamente.

     Saludos a todaeos. 

    Responder
    • 1.1
      emilio silvera
      el 23 de noviembre del 2011 a las 7:04

      Verdaderamente, amigo mío, todo lo que conocemos tiene y lleva consigo un comportamiento asignado que, como bien dices, subyace en todas las formas de materia. Desde la “sencillez” de una partícula elemental, pasando por una estrella o una galaxia, hasta ese nivel más alto y sofisticado que es la vida. Todo, sin excepción, cuando profundizamos en cómo actúa y llegamos a comprender el por qué lo hace de esa manera, no tenemos más opciones que la de maravillarnos de la “inteligencia” que encierra cada “cosa”. Acuerdate de aquel que dijo: “Todas las cosas son”. Con esas sencillas palabras, elevó a todas las cosas a la categoría de SER. No le faltaba razón.

      Creo firmemente en el hecho cierto de que todas las cosas, es decir, la materia (esté conformada en la forma que en ese momento le haya asignado la Naturaleza) tiene memoria, información que subyace en ella y la lleva a “comportarse” de una manera determinada en función del papel que tenga asignado: Una piedra, un árbol, el agua del río, la tierra, los gases, las montañas, las entrañas de la Tierra con sus terremotos y sus volcanes, y, en fin, todo absolutamente tiene un programa para que pase lo que tiene que pasar. También los seres vivos entran dentro de esa dinámica que marca el ritmo del Universo cambiante.

      Le podríamos llamar el Orden Natural, y, desde luego, está regido por unas reglas. Todo, absolutamente todo en el Universo, tiene su razón de ser y, desde luego, lo único que hace falta es que podamos llegar a comprenderlo.

      Nada ocurre porque sí, sin un fin predeterminado. Lo podemos comprobar con detenernos a estudiar los comportamientos de “la materia” en sus distintas etapas o fases. Podemos ver como se van cumpliendo los ciclos para que la evolución no pare ni un momento, y, dichos ciclos vienen dados por unos parámetros naturales que el Universo impone: Nada permanece y todo se transforma siguiendo esas reglas.

      Muchas veces hemos podido hablar aquí de las estrellas, de cómo nacen, viven y mueren para que todo vuelva a comenzar. De ese Caos final que es la muerte de una estrella que se manifiesta mediante una explosión supernova y arroja al espacio las capas exteriores creando una inmensa Nebulosa, mientras que la estrella en sí, se contrae para convertirse en otra cosa distinta de la que fue, mientras que, de esa nube, con la ayuda de la fuerza de Gravedad, después de algunos millones de años, surgen nuevas estrellas y también nuevos mundos, y, a veces, también la vida.

      Cuando podemos constatar todo eso, nuestra perspectiva del Universo cambia, y, nos hace pensar en esa “inteligencia” que en él subyace y que hace posible que, desde la “cosa” más sencilla hasta la más compleja, tenga insertada la información precisa y necesaria para que, sus comportamientos sean, los que deben ser y no otros. De esa manera, amigo mío, todo transcurre como debe y, precisamente por eso, podemos nosotros ahora estar aquí, como observadores, para poder comentarlo.

      Un abrazo.

      Responder
  2. 2
    Fandila
    el 23 de noviembre del 2011 a las 11:26

    La gran “biología del universo”.
    Por poco que sea no podemos sino pensar que cada elemento, por infimo que pueda ser, lleva dentro de sí la genética de todo el universo, que el menor constituyente ya de por sí es  un universo.
    Como ocurre con las células respecto al organismo. Todo él va en germen en esas pequeñas unidades. En su combinación está la clave de la variedad y la extensión. De lo simple a lo complejo se siguen las mismas pautas, sólo que ellas mismas se complican y diversifican en su probabilidad combinatoria. Pero esas bases están ahí y permanecen  hasta el presente, de ahí en adelante todo es una incognita relativa (Heisenberg). Lo Cuántico será indeterminado por su inmensidad y aleatoriedad ilimitada, pero en lo concreto su concrección es evidente. Las leyes no van girando como una veleta loca.
    saludos cordiales.

    Responder
  3. 3
    emilio silvera
    el 23 de noviembre del 2011 a las 13:06

    Así resulta ser amigo Fandila y, como decía Einstein, lo incomprensible es que hallamos llegado a comprenderlo.
    Un abrazo.

    Responder
  4. 4
    Maolito
    el 11 de abril del 2012 a las 10:19

    Mientras más avanzamos en el conocimiento, más cuenta nos damos de que “todo” es una sola cosa. Estamos llegando a conocer la verdadera simpleza del Orden Universal, desde el big bang hasta la aparición todo sigue unas mismas leyes que nos llaman la atención por su enorme simpleza.

    Responder

Deja un comentario



Comentario:

XHTML

Subscribe without commenting